Sunday, April 24, 2011

BEN-HUR

Es usual que en muchos países de Latinoamérica, no sé si en otras partes también, las programaciones de televisión por Semana Santa tengan preparado un paquete contundente de películas relacionadas a temas bíblicos y algunas no vinculadas en lo más mínimo, con la única condición que refieran sucesos de dos mil años o más de antigüedad. Estas últimos son las más desubicadas.
Sin embargo, dentro de esta extensa exposición de filmes clásicos, algunos de más de cuarenta años, hay uno que resulta inexorable, que se espera como una verdad evidente y que se anuncia como la función principal entre todas las demás. No podía ser otra que Ben-Hur.
Durante muchísimo tiempo ostentó el indiscutible honor de ser el film que más oscars ganó en la historia y se esperó muchísimo tiempo después, casi cuarenta años, para que Titanic o el Señor de los Anillos pudieran repetir la hazaña de conseguir once estautillas doradas, que es hasta hoy un récord inquebrantable.
Sin embargo, sería un despropósito tremendo decir que estas dos últimas producciones han igualado el valor artístico de Ben-Hur y éste no es un ejercicio nostálgico, de esos que insinúan neciamente que todo tiempo pasado fue mejor. No, esta afirmación es ajustada, sin ambages y sobre todo, verdadera.
Ben-Hur fue filmada en 1959, tiempo en el que no existían computadoras ni la asistencia mecánica de robots que pudieran ejecutar las intervenciones que no hacían los humanos. Por tanto, el costo de producción fue infinitamente mayor para la época, y hago hincapié en esto último: “para la época”, pues quizás se pueda refutar que las dos producciones citadas requirieron millones de dólares para su creación, sin embargo, considerando porcentajes y comparando los gastos actuales de los filmes, Ben-Hur sale ganando.
Sólo para considerar este punto, hay que ver los números: 100,000 vestuarios, alrededor de 15,000 extras y 300 sets. En el caso de los extras, es evidente que todo este conjunto de gente recibía un pago y asimismo era necesario proporcionarles indumentaria, accesorios y artículos para la película, entre otras cosas. Y para quien quiera decir que esto no resulta importante, pues una película no se trata de cuanta gente reúne, le doy un alivio: No se trata de eso, se trata de arte. Es un regocijo visual ver a los miles de actores de carne y hueso como interactúan para las escenas de multitudes y no sólo se ve real porque hay gente real, sino porque la sensación es vibrante por la vida que se transmite.
En el Señor de los Anillos, que es una película que por cierto me agrada, no es de mis favoritas, pero me gusta y siempre vuelvo a verla, es bastante notorio que todos los Uruk-hai no son reales y su repetición en computadora que por cierto ha sido explicada un sinnúmero de veces por sus creadores, hace que uno se pierda en un mar de abundancia, pero sin consistencia. Para quienes digan que esta apreciación es un rechazo a las nuevas tecnologías debo decirles que se equivocan, pues el punto es que el cineasta toma todos los elementos que alimenten su objetivo, sea real o artificial, el problema está en tomar instrumentos sólo por ser impresionantes o novedosos, pues se convierten en restas al film. Esto pasó con la insípida Avatar que fue lanzada como un paso histórico en el cine, pero su historia fofa y sus efectos débiles (ver la dureza de movimiento de los na'vi y otros avatares), hicieron de esta una película más. Tal vez debieron haber esperado a desarrollar mejor esta tecnología que tendrá un futuro interesante.
El cine no es una exhibición de efectos especiales, felizmente.
Otro ejemplo es el de la arena usada en Ben-Hur que a decir del propio director de Gladiador, Ridley Scout, era de dimensiones reales. Cosa que no pudo conseguir con su película, que por cierto es suprema.
De otro lado está considerar la importancia de los premios conseguidos. Entre sus once oscars, Ben-Hur alcanzó los denominados “Premios Grandes”: Mejor película: Sam Zimbalist como productor, mejor actor: Charlton Heston que su trabajo en toda la película es superlativo, mejor dirección: William Wyler, excepcional, mejor actor de reparto: Hugh Griffith, merecidísimo.
El Señor de los Anillos no logró estos reconocimientos, ni siquiera fue nominada, salvo el Retorno del Rey y en el caso de Titanic, Leonardo di Caprio estaba lejos de hacer en esa película una performance memorable.
Consideremos algo más, pues en el caso de Ben-Hur, la Metro Goldwyn Mayer estaba casi en la bancarrota y esta película era su esperanza de sobrevivencia. De más está decir que la fe puesta en ella fue pagada con creces.
La historia es estupenda, tiene tintes dramáticos, épicos, líricos, trágicos, religiosos, familiares y muchos otros valores más añadidos en su debida proporción para crear un resultado portentoso.
Hay filmes que han ganado premios y que hoy no se recuerdan más. Sin embargo, esta película es un referente obligatorio de la cultura moderna y una clase magistral para quienes están aprendiendo a hacer cine. Dura más de tres horas pero bien vale la pena cada minuto.

12 comments:

Mandarina Fruitti said...

El otro día comentaba con mi gente precisamente que siempre la ponen jeje. Es verdad que se llevó los mejores Oscar, me gusta que alguien aprecie ese estilo de película :)

cM said...

Aquí también nos endiñan pelis de temas religiosos día si día también.

Sobre tu comentario en mi última entrada... te diré que la Diada de Sant Jordi es una festividad bastante importante en la región en la que vivo. Creo que no se celebra en toda España, es originalmente la fiesta del patrón de Cataluña.
Hay una leyenda (quizás te suene,puedes googlearlo) que cuenta que un reino medieval estaba condenado a convivir con un dragón, al cual tenían que rendir un sacrificio humano una vez al año para que los dejara en paz... Todo "bien", hasta que le tocó a la hija del rey ser la joven entregada al dragón. Ella aceptó su cometido y se rindió a su destino, pero antes de ser devorada apareció el caballero Sant Jordi, matando al dragón y salvando la princesa.
Dicen que de la herida de la bestia brotaron rosas en vez de sangre y el caballero le entregó la más hermosa a la princesa como seña de su amor.

Aquí se conmemora esa historia el día del santo del patrón (23 de abril, San Jorge/Sant Jordi)y se entiende como una especie de día de los enamorados a la catalana :)

En teoría las mujeres regalan un libro a su pareja/padre/hermano... como muestra de amor. Los hombres en cambio regalan a su chica una rosa.
Aunque en los últimos años ha cambiado un poco y se ha comercializado mucho, sigue siendo algo importante para mí, de modo que quería dejar constancia en mi blog.

Bueno, eso es todo.
Perdón por el tocho de comentario y feliz semana.
Besos.

Eduardo said...

Al contrario cM, muchas gracias por el dato, además me gusta cuando la gente argumenta, cuando no es monosilábica, eso anuncia que hablan con ganas.
Besos enormes.

EDUARDO

Silvia said...

Gracias por pasarte por el blog y de k te haya gstado!!

Lyla said...

:) Lo comparto!

cM said...

Me alegro que te haya servido la información que te di :)
Y sí, la verdad es que hablaba (o escribía) con ganas, ya que se trata de un tema que realmente ¡me apasiona!
Un abrazo con aire mediterráneo :)

mae said...

Es de esas peliculas que has visto desde siempre.. y que cada año por semana santa vuelven a echar por la tele. Y cada año como siempre te dices quejandote... ¿Otra vez ponen Ben Hur? Lo dices con pensamientos de no verla, claro.
Pero luego pasa, que entras al salón por cualquier cosa y de repente... te quedas un segundo mirando a la tele... te apoyas en el brazo del sofá...te esperas otro poco... y al final...

¡Sí, hijos mios!

Al final te la tragas enterita. como siempre.

besos :)

Eduardo said...

cM:
Prefiero a la gente ue se apasiona por algo. NO me gusta la gente fría.

EDUARDO

Eduardo said...

Mae:
Y todos sabemos en el fondo de nuestros sentiemientos que nos quedamos viéndola porque es demasiado buena.

EDUARDO

Larita's Makeup said...

Buenísimo Eduardo! Siempre programan o si se quiere "nos programan" por temporadas, según cuál sea la época, la tele difunde los mensajes. Gracias por tu comment y por valorar mi arte! Me encantó tu blog!

Besos
Larita ;)

www.blogspot.laritasmkup.com

Larita's Makeup said...

Por cierto, ya te sigo! Sígueme igual! Besos

Larita

ALFARO said...

En España también es fija esta película en los días de Semana Santa, lo cual me alegra por que es un peliculón que me encanta.

Besos